Están aumentando los casos de sarampión en todo el mundo
  
Los casos de sarampión están aumentando en todo el mundo, especialmente en América Latina y Europa. Y una de las causas, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la reticencia de algunos padres en vacunar a sus hijos. De acuerdo con este documento, en 2017 se registraron oficialmente cerca de 173.000 casos de sarampión, un salto de más de 30 por ciento frente a los niveles del año previo, ha señalado el organismo, que ha detallado que el número real de casos el año pasado se estima en 6,7 millones.

«La reaparición del sarampión nos preocupa mucho sobre todo porque también está ocurriendo en países que habían eliminado o estaban cerca de eliminar esta enfermedad», señaló el director de Inmunización y Vacunas de la OMS, Martin Friede, en una rueda de prensa en Ginebra.

Así, ha detallado que unas 110.000 personas murieron el año pasado, en su mayoría niños, a causa de esta enfermedad, que se puede prevenir a través de la vacunación.

«Más preocupante que este incremento en la cifra de casos es que vemos una transmisión sostenida de sarampión en países en los que durante muchos años no habían registrado contagio», afirmó Friede. «Esto sugiere que en realidad estamos teniendo un retroceso en ciertos casos».

Alemania, Rusia y Venezuela tuvieron grandes brotes de sarampión el año pasado, lo que llevó a que se les retire su certificación de haber interrumpido el contagio. Países como Alemania, donde hay grupos que se niegan a vacunar a los niños por la desconfianza que hace varios años comenzaron a crear supuestos expertos que asociaban la vacuna contra el sarampión con supuestos efectos secundarios graves, están experimentando un rebote de esta enfermedad.

Según la OMS, lo que ha ocurrido es que en algunos países europeos las tasas de vacunación de esta enfermedad han descendido por debajo del porcentaje recomendado del 95% de la población por razones diversas que van desde la falta de suministros en vacunas, caso de Ucrania, o a problemas administrativos relacionados con la prescripción y administración de la vacuna.

«Cada una de las personas no vacunadas permanecen vulnerables donde quiera que se encuentren y, por este motivo, todos los países deben seguir trabajando para amplificar las campañas de vacunación y terminar con los sectores de población no inmunizados», denuncian.

La OMS afirma que el mundo está en un momento en que si la cobertura de vacunación contra el sarampión no vuelve a ampliarse y se estabiliza en al menos un 95 % se pueden perder décadas de progreso. El sarampión es una enfermedad totalmente prevenible y con dos dosis de una vacuna se le puede descartar de por vida.

Es altamente contagiosa y puede afectar a adultos tanto como a niños, entre los que la muerte es rara, pero no así complicaciones que puede llegar a la encefalitis, neumonía, infección de los oídos y pérdida permanente de la visión.

«Mirando las cifras de 2018 estamos viendo un alza que parece ser sostenida y nos preocupa que lo que comenzó como una subida se convierta en una tendencia», alertó Friede.

Los datos hablan por sí solos: en los primeros 6 meses de 2018, más de 41.000 niños y adultos han padecido el sarampión en Europa, número que excede a los casos registrados en cualquiera de los años completos de la última década. Además, al menos 37 personas han fallecido por el sarampión en el primer semestre de 2018. En 7 países se han registrado más de 1000 casos: Francia, Grecia, Georgia, Italia, Rusia, Serbia y Ucrania (este último con más de 23•000 casos).
 
Director, Propietario y Periodístico:
Daniel Márquez Braga. RNPI: 5156854
Sgo. del Estero 2957 (B1640HMI)
Martínez, Buenos Aires.
Tel.: 15 6123 4316 | editorial@buenapraxis.com
Seguinos
BUENA PRAXIS. El Periódico de la Salud © Todos los derechos reservados. web design Triliton