Recomiendan no exponer al sol a niños menores de 1 año y utilizar protector solar
  
Las tardes de pileta, juego y playa son el combo perfecto para cualquier plan de verano. Sin embargo, no hay que olvidar la importancia del protector solar y su renovación cada dos horas, en todas las edades, haciendo hincapié en los niños.

Según especialistas, en los primeros años de vida, la prevención a la exposición a los rayos ultravioletas es fundamental ya que el daño en la piel es acumulativo. Por este motivo, los niños son más vulnerables.

“Esto ocurre porque en los chicos el sistema natural de protección no está desarrollado, entonces el daño solar es máximo y acumulativo”, explicó la Dra. María Viniegra, coordinadora del Plan Provincial de Control de Cáncer (PPCC) del Ministerio de Salud de la Provincial de Buenos Aires.

A esto se suma que los bebés menores de 6 meses no pueden utilizar protector solar, por lo que los cuidados deben maximizarse al punto de no exponerlos y protegerlos con gorros, sombreros y remeras.

Recomiendan también evitar la exposición solar entre las 10 y las 16, utilizar protectores solares de amplio espectro que protejan contra los rayos UVB-UVA, con FPS (factor de protección solar) +50. Recodar también renovar la aplicación del producto cada dos horas, o luego de bañarse o transpirar.

El efecto agudo del daño solar es la quemadura, su grado va desde un enrojecimiento hasta lesiones más graves que pueden incluir fiebre, escalofríos, cefaleas, malestar, náuseas y hasta delirio.

A largo plazo, los daños derivan en cáncer de piel y envejecimiento prematuro como consecuencia de la exposición solar persistente y sin la protección solar adecuada. La exposición solar es responsable de hasta el 90% de los cánceres de piel.

“El carcinoma basocelular es el cáncer de piel más frecuente, y la principal causa de su aparición es la exposición crónica a las radiaciones ultravioletas, y en la actualidad, se considera que 3 de cada 10 personas de piel blanca tienen la posibilidad de desarrollarlo”, agregó la Dra. Viniegra.

TIPS PARA PROTEGERSE DEL SOL
⚫ Elija y busque la sombra: debajo de un árbol, techo, sombrilla o carpa.

⚫ No exponer al sol en forma directa a menores de 1 año.

⚫ A partir de los 6 meses de vida se pueden usar protectores solares para situaciones en las que estén expuestos al sol ocasionalmente.

⚫ Use ropa y accesorios adecuados: gorro o sombrero de ala ancha, ropa de trama apretada (con mangas), anteojos de sol con filtros para RUV (radiación ultravioleta).

⚫ Aplique abundante cantidad de protector solar, de amplio espectro (que proteja contra los rayos UVB-UVA), con FPS (factor de protección solar) +50. Cubra toda la piel expuesta. La aplicación debe realizarse 30 minutos antes de ponerse al sol y renovarse cada 2 horas-

⚫ Evite la exposición directa al sol desde las 10 de la mañana hasta las 16, cuando los rayos ultravioleta son más intensos.

⚫ Recuerde que las nubes dejan pasar el sol. La arena, el agua y la nieve reflejan los rayos y aumentan su acción.

⚫ Sepa que existen medicamentos que pueden ocasionar reacciones en la piel ante la exposición solar. Pregúntele a su médico.
 
Director, Propietario y Periodístico:
Daniel Márquez Braga. RNPI: 5156854
Sgo. del Estero 2957 (B1640HMI)
Martínez, Buenos Aires.
Tel.: 15 6123 4316 | editorial@buenapraxis.com
Seguinos
BUENA PRAXIS. El Periódico de la Salud © Todos los derechos reservados. web design Triliton