ANMAT sugirió no suspender los tratamientos con Ranitidina
  
Para la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), no hay evidencia científica que lleve a suspender los tratamientos con Ranitidina, el ingrediente farmacéutico que España retiró del mercado preventivamente porque algunas partidas contienen nitrosaminas, clasificada como carcinógeno probable en humanos.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) ordenó la retirada del mercado, como medida preventiva, de 16 medicamentos que contienen ranitidina (principio activo que se utiliza para reducir la producción de ácido en el estómago) por la detección de un posible carcinógeno.

El pasado 13 de septiembre la Aemps, dependiente del Ministerio de Sanidad Español, informó del inicio, a nivel europeo, de una revisión de los medicamentos que contienen ranitidina (indicados para úlcera gástrica o reflujo gastroesofágico) por la detección de N-Nitrosodimetilamina (NDMA) en algunos de ellos.

Esta semana, Estados Unidos, Canadá, Francia también han empezado a retirar de la venta distintos medicamentos que contienen ranitidina en comprimidos (vía oral).

En Argentina, ANMAT explicó en un comunicado, que el organismo está "trabajando y monitoreando el tema, con el fin de establecer los lineamientos necesarios para fortalecer los procesos de control y evitar la presencia de la impureza N-nitrosodimetilamina (NDMA) en las especialidades medicinales que contenga el ingrediente farmacéutico activo mencionado y/o establecer los niveles aceptables de seguridad".

La entidad argentina advirtió que, hasta que no haya información fehaciente acerca del contenido de la impureza NDMA en medicamentos que contengan Ranitidina como principio activo, "se suspende preventivamente la elaboración de nuevos lotes en formas farmacéuticas orales por parte de los titulares de producto", agregó.

De todos modos, también recomendó "no interrumpir los tratamientos" en marcha. "En caso de existir alguna duda, es el profesional médico quien deberá evaluar la alternativa terapéutica existente en el mercado apropiada para cada paciente particular", señaló también la entidad.

El ingrediente investigado se usa para tratar úlceras; reflujo gastroesofágico, una condición en la que el reflujo del ácido del estómago provoca pirosis (calor estomacal) y lesiones en el tubo alimenticio (esófago); y en aquellas condiciones en las que el estómago produce demasiado ácido.
 
Director, Propietario y Periodístico:
Daniel Márquez Braga. RNPI: 5156854
Sgo. del Estero 2957 (B1640HMI)
Martínez, Buenos Aires.
Tel.: 15 6123 4316 | editorial@buenapraxis.com
Seguinos
BUENA PRAXIS. El Periódico de la Salud © Todos los derechos reservados. web design Triliton