Nuevas recomendaciones sobre la vacuna Sputnik-V contra la COVID-19
  
Un informe basado en nueva evidencia científica realizado por el servicio de Epidemiología e Infectología del Hospital Garrahan, actualiza las recomendaciones para la vacunación de la población objetivo con esta vacuna. Remueve las contraindicaciones de aplicación para mujeres embarazadas o en lactancia y personas inmunosuprimidas del sector salud o que presenten condiciones denominadas de riesgo.

Sobre la base de recomendaciones realizadas por la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn), el Ministerio de Salud de la Nación actualizó algunos aspectos del manual del vacunador de la vacuna Sputnik-V. Entre ellos se destaca la remoción de las contraindicaciones para la aplicación de la vacuna contra la COVID-19 a embarazadas, mujeres en período de lactancia, personas inmunocomprometidas o con enfermedades autoinmunes que están contempladas dentro de la población objetivo a vacunar o que presenten condiciones consideradas de riesgo.

Según el Plan Estratégico para la Vacunación contra la COVID-19 en la República Argentina, la población objetivo comprende al personal de salud, personal estratégico -fuerzas armadas, de seguridad y personal de servicios penitenciarios, personal docente y no docente en todos los niveles, y personal del Estado-, personas mayores de 60 años y personas de 18 a 59 años con factores de riesgo.

La vacuna Sputnik-V aplicada en el Garrahan se obtiene por biotecnología y no contiene el virus SARS-CoV-2: sus componentes 1 y 2 usan como vectores a los virus adenovirus no replicativos basados en los serotipos humanos 26 y 5, respectivamente, que porta el gen de la proteína espiga del virus SARS-CoV-2.

El sistema de Vigilancia de Vacunación, que lleva adelante el hospital, arroja que la probabilidad de presentar eventos adversos graves es baja.

Acerca de las novedades sobre la 'no contraindicación' en las personas definidas más arriba, desde el servicio de Epidemiología e Infectología del hospital precisaron que 'deberá realizarse una evaluación individualizada del beneficio en cada vacunado teniendo en cuenta que el riesgo de presentar eventos adversos graves es muy poco probable al no tratarse de plataformas de virus vivos y atenuados'.

La vacuna Sputnik-V está compuesta por 2 dosis que deben administrarse con una diferencia mínima de 21 días.

Entre las novedades que arroja el informe consta la ampliación a 2 horas el plazo máximo de administración una vez que la vacuna es descongelada y continúa la necesidad de su conservación a -18°C.

A su vez, se ha confirmado la seguridad y una eficacia de la vacuna del 91,8% en personas de 60 años y mayores, por lo cual el 19 de enero de 2021 se autorizó para este grupo etario.

También, resalta el informe, todas aquellas personas que cumplan con la definición de contacto estrecho deberán cumplir con las medidas de cuarentena y prevención de acuerdo al plazo establecido para la población general, más allá de su estado de vacunación contra COVID-19. "Si bien las vacunas autorizadas, han demostrado la eficacia en la prevención de formas sintomáticas, la evidencia disponible del impacto de la vacunación en la transmisión del SARS-CoV-2 es insuficiente a la fecha", explicaron.

Consejos prácticos para facilitar la campaña de vacunación en el hospital
Desde el servicio de Infectología y Epidemiología recordaron consejos prácticos a la hora de implementar la campaña de inmunización en el Hospital: cada sector debe elevar el listado del personal a vacunar, firmado por los jefes y jefas de cada área, e informarlo a la Dirección Médica.

A su vez, cada trabajador o trabajadora deberá concurrir al Vacunatorio para la aplicación en el día y horario pactado, a fines de facilitar el ritmo de la vacunación y rápida conclusión del esquema previsto por las autoridades.

Al momento de recibir el turno, los trabajadores y trabajadoras del hospital deberán informar al personal del vacunatorio ante algún antecedente de reacción alérgica grave.

Asimismo, destacaron que aún habiendo recibido las dos dosis de vacuna, es importante que el personal mantenga las medidas de prevención como son: guardar la distancia social, usar barbijo o tapabocas nariz y lavarse la manos con agua y jabón o alcohol en gel.


Otras situaciones especiales:
Vacunación en personas con antecedente de COVID-19. La vacuna contra COVID será administrada independiente del antecedente de haber padecido COVID-19 (en forma sintomática o asintomática) y/o de la presencia de anticuerpos específicos. No se recomienda la solicitud de pruebas virales o serológicas para detección de infección aguda o previa (respectivamente), en función de definir la vacunación.

Vacunación en personas cursando infección aguda por SARS-CoV-2. La vacunación debe posponerse hasta la recuperación de la enfermedad aguda (en personas sintomáticas) y hasta que se hayan cumplido los criterios para interrumpir el aislamiento.

Vacunación en personas con exposición conocida a casos confirmados de COVID-19 (contacto estrecho). Se recomienda aplazar la vacunación hasta que finalice el período de aislamiento, para evitar exponer al personal de salud durante la vacunación y a otras personas.

Coadministración con otras vacunas. La coadministración de la vacuna Sputnik-V con otras vacunas del Calendario Nacional no ha sido evaluada. Por este motivo, hasta tanto se tenga más información al respecto y considerando las recomendaciones internacionales al respecto, se recomienda respetar un intervalo de 14 días con la aplicación de otras vacunas.

En el caso de haberse aplicado simultáneamente con otra vacuna o con un intervalo menor a 14 días, deberá realizarse la notificación correspondiente del ESAVI, y a la fecha no está indicado aplicar nuevamente ninguna de las vacunas administradas.
 
Director, Propietario y Periodístico:
Daniel Márquez Braga. RNPI: 5156854
Sgo. del Estero 2957 (B1640HMI)
Martínez, Buenos Aires.
Tel.: 15 6123 4316 | editorial@buenapraxis.com
Seguinos
BUENA PRAXIS. El Periódico de la Salud © Todos los derechos reservados. web design Triliton