Los casos de enfermedad celíaca en niños se han duplicado en 25 años
  
El cribado masivo de los niños en edad escolar ha permitido diagnosticar un número significativamente mayor de casos de enfermedad celíaca, según un nuevo estudio presentado en el VI Congreso Mundial de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica, celebrado en Viena (Austria).

Investigadores italianos han detectado el doble de casos de esta enfermedad autoinmune en niños en edad escolar, en comparación con un estudio similar realizado por el mismo grupo hace 25 años.

Un nuevo programa de cribado de 7.760 niños de entre 5 y 11 años en 8 provincias italianas revela que la prevalencia global de la enfermedad celíaca era del 1,6%, mucho más alta que el 1% aproximado de la población mundial que se cree que está actualmente afectada por la enfermedad.

Los niños fueron sometidos a un análisis de sangre mediante un pinchazo en la yema del dedo para detectar mutaciones en el gen del antígeno leucocitario humano (HLA), que predispone a los niños a desarrollar la enfermedad celíaca. Si los resultados eran positivos, se comprobaba si los niños tenían anticuerpos contra el gluten. A continuación, se confirmaba el diagnóstico mediante los criterios de la Sociedad Europea de Pediatría, Gastroenterología, Hepatología y Nutrición.

La autora principal del ensayo multicéntrico CELI SCREEN, Elena Lionetti, afirma que el estudio demostró que el cribado en la infancia permite diagnosticar más casos de enfermedad celíaca que en la atención habitual, en la que los niños se someten a la prueba si presentan síntomas o se les somete a un cribado debido a antecedentes familiares de la enfermedad.

Nuestro estudio ha demostrado que la prevalencia de la enfermedad celíaca en los niños en edad escolar se ha duplicado en los últimos 25 años en comparación con las cifras comunicadas por nuestro equipo en un grupo de edad escolar similar -afirma la investigadora-. Nuestra sensación es que hay más casos de enfermedad celíaca que en el pasado, y que no podríamos descubrirlos sin una estrategia de cribado".

En la actualidad, el 70% de los pacientes celíacos no están diagnosticados, y este estudio sugiere que podrían identificarse muchos más, y en una fase más temprana, si el cribado se realizara en la infancia con pruebas de detección no invasivas.

Diagnosticar y evitar el gluten podría prevenir el daño en las vellosidades, que puede provocar una mala absorción de nutrientes, y trastornos a largo plazo como problemas de crecimiento, fatiga y osteoporosis.


Ref: Eurekalert
 
Director, Propietario y Periodístico:
Daniel Márquez Braga. RNPI: 5156854
Sgo. del Estero 2957 (B1640HMI)
Martínez, Buenos Aires.
Tel.: 15 6123 4316 | editorial@buenapraxis.com
Seguinos
BUENA PRAXIS. El Periódico de la Salud © Todos los derechos reservados. web design Triliton