Los casos de cáncer de esófago se han triplicado entre los jóvenes en los últimos 30 años
  
Un estudio neerlandés con casi 60.000 pacientes muestra que los nuevos casos habían aumentado de 0,34 a 0,92 por cada 100.000 habitantes entre 1989 y 2018.

Los casos de cáncer de esófago se han triplicado en menores de 50 años en los últimos 30 años, según un nuevo estudio presentado en la Semana Virtual 2021 de la Unión Europea de Gastroenterología (UEG).

La investigación, realizada en Países Bajos con casi 60.000 pacientes, descubrió que los nuevos casos de adenocarcinoma esofágico habían aumentado de 0,34 a 0,92 por cada 100.000 habitantes entre 1989 y 2018. Hubo un aumento promedio del 1,5% en los hombres y del 3% en las mujeres. Los aumentos más importantes se observaron en pacientes menores de 50 años con adenocarcinoma de esófago.

Los especialistas creen que el aumento de los casos de adenocarcinoma de esófago refleja los cambios en los factores de riesgo de la enfermedad relacionados con el estilo de vida, con un aumento de los hábitos poco saludables, como el tabaquismo, la mala alimentación y la reducción del ejercicio físico.

Ali Al-Kaabi, del Centro Médico de la Universidad en Nijmegen (Países Bajos) y autor principal del estudio, explicó que "la incidencia del adenocarcinoma de esófago está aumentando entre los adultos jóvenes. Sabemos que la enfermedad está asociada al esófago de Barrett, que es una enfermedad premaligna en el extremo inferior del esófago. El reflujo gastroesofágico, la obesidad y el tabaquismo son también factores de riesgo importantes para el adenocarcinoma de esófago. También sabemos que las tasas de estos factores de riesgo han aumentado en los adultos jóvenes en los últimos treinta años".

Aunque los pacientes menores de 50 años tenían más probabilidades de ser diagnosticados en una fase incurable en comparación con los de 50-74 y más de 74 años (47, 40 y 29% respectivamente), los pacientes más jóvenes tienen más probabilidades de someterse a tratamientos multimodales y la supervivencia relativa del grupo de edad más joven aumenta en consecuencia en comparación con los pacientes de más edad.

Durante el periodo de estudio, las tasas de supervivencia más elevadas se observaron en los menores de 50 años con enfermedades en fase inicial, y su supervivencia a 5 años aumentó hasta el 99%. Los clasificados como potencialmente curables tuvieron una tasa de supervivencia a 5 años del 46%, mientras que los pacientes incurables o paliativos tuvieron una tasa de supervivencia a un año del 32%.

"La supervivencia relativa ha mejorado notablemente en el grupo de edad más joven, con una diferencia de supervivencia cada vez mayor en comparación con las personas mayores -comentó Ali Al-Kaabi-. Estas diferencias pueden reflejar el hecho de que los pacientes más jóvenes tienen más probabilidades de ser tratados de forma más agresiva con múltiples tratamientos, incluida la quimiorradioterapia seguida de cirugía, lo que ayuda a curar o a prolongar la vida del paciente".

"Según los resultados de este estudio, es importante que las personas menores de 50 años conozcan los síntomas del cáncer de esófago para poder diagnosticarlo antes y tener más posibilidades de sobrevivir –concluyó Ali Al-Kaabi-. Esto es especialmente importante en los grupos de alto riesgo, incluidos los fumadores, los obesos los grandes consumidores de alcohol".


Ref: JANO
 
Director, Propietario y Periodístico:
Daniel Márquez Braga. RNPI: 5156854
Sgo. del Estero 2957 (B1640HMI)
Martínez, Buenos Aires.
Tel.: 15 6123 4316 | editorial@buenapraxis.com
Seguinos
BUENA PRAXIS. El Periódico de la Salud © Todos los derechos reservados. web design Triliton