Nueva alianza mundial con el objetivo de poner fin al sida en los niños para 2030
  
En todo el mundo, solo la mitad (52%) de los niños con VIH reciben un tratamiento que puede salvarles la vida. El ONUSIDA, el UNICEF y la OMS han formado una nueva alianza para corregir una de las disparidades más flagrantes en la respuesta al sida.

En todo el mundo, solo la mitad (52%) de los niños con VIH reciben un tratamiento que puede salvarles la vida, muy por detrás de los adultos, de los que tres cuartas partes (76%) reciben antirretrovíricos, según los datos que acaban de darse a conocer en la Actualización mundial sobre el Sida 2022, de ONUSIDA. Preocupados por el estancamiento de los progresos en los niños y la brecha cada vez mayor entre niños y adultos, el ONUSIDA, el UNICEF, la OMS y sus asociados han formado una alianza mundial para garantizar que ningún niño con VIH se vea privado de tratamiento para finales de la década y para prevenir nuevas infecciones por VIH entre los recién nacidos.

El establecimiento de la nueva Alianza Mundial para Poner Fin al Sida en los Niños para 2030 fue anunciado por destacadas personalidades en la Conferencia Internacional sobre el SIDA que se celebra en Montreal (Canadá).

Además de los organismos de las Naciones Unidas, la Alianza incluye organizaciones de la sociedad civil, como la Global Network of People Living with HIV, gobiernos nacionales de los países más afectados y asociados internacionales, como PEPFAR y el Fondo Mundial. En la primera fase se han unido a la Alianza doce países: Angola, Camerún, Côte d'Ivoire, Kenya, Mozambique, Nigeria, República Democrática del Congo, Sudáfrica, Tanzanía, Uganda, Zambia y Zimbabwe.

En las consultas de la Alianza se han determinado cuatro pilares para la acción colectiva:

1. Cerrar la brecha de tratamiento para las adolescentes y mujeres embarazadas y lactantes con VIH y optimizar la continuidad del tratamiento;

2. Prevenir y detectar nuevas infecciones por VIH entre las adolescentes y mujeres embarazadas y lactantes;

3. Dar acceso a la realización de pruebas, tratamiento optimizado y atención integral para lactantes, niños y adolescentes con VIH o expuestos a ese virus;

4. Atender los derechos, la igualdad de género y los obstáculos sociales y estructurales que dificultan el acceso a los servicios.

En su intervención en la Conferencia Internacional sobre el SIDA, Limpho Nteko, de Lesotho, explicó que descubrió que era seropositiva para el VIH a los 21 años, cuando estaba embarazada de su primer hijo. Esto la llevó hacia un viaje que ha desembocado en su trabajo para un programa pionero –mothers2mothers– dirigido por mujeres. La clave para una respuesta eficaz, señaló, es propiciar el liderazgo de las comunidades.

«Debemos acelerar todos juntos con el objetivo de poner fin al sida en los niños para 2030», dijo la Sra. Nteko. «Para lograrlo, necesitamos una generación sana e informada de jóvenes que se sientan libres para hablar sobre el VIH y para obtener los servicios y el apoyo que necesitan para protegerse y proteger a sus hijos del VIH. mothers2mothers ha logrado la eliminación virtual de la transmisión maternoinfantil del VIH en quienes se han inscrito en nuestro programa durante ocho años consecutivos, lo que demuestra lo que puede lograrse cuando dejamos a las mujeres y las comunidades crear soluciones adaptadas a sus realidades».

La Alianza funcionará durante los próximos 8 años, hasta 2030, con el objetivo de corregir una de las disparidades más flagrantes en la respuesta al sida. Los miembros de la Alianza coinciden en la evaluación de que el reto puede superarse con la unión.

«La amplia brecha en la cobertura del tratamiento entre niños y adultos es indignante», señaló la Directora Ejecutiva del ONUSIDA, Winnie Byanyima. «Mediante esta Alianza, canalizaremos esa indignación hacia la acción. Con la conjunción de los nuevos medicamentos mejorados, un nuevo compromiso político y el activismo decidido de las comunidades, podemos ser la generación que pone fin al sida en los niños. Podemos lograrlo, pero solo si nos unimos».

«Pese a los avances para reducir la transmisión vertical, incrementar la realización de pruebas y el tratamiento, y ampliar el acceso a la información, los niños de todo el mundo siguen teniendo muchas menos probabilidades que que los adultos de acceder a los servicios de prevención, atención y tratamiento del VIH», señaló la Directora Ejecutiva del UNICEF, Catherine Russell. «La puesta en marcha de la Alianza Mundial para Poner Fin al Sida en los Niños es un importante paso adelante y el UNICEF se compromete a trabajar junto a todos nuestros asociados para lograr un futuro sin sida».

«Ningún niño debe nacer o crecer con VIH, y ningún niño con VIH debe quedar sin tratamiento», señaló el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. «Que solo la mitad de los niños con VIH reciban antirretrovíricos es un escándalo y una mancha en nuestra conciencia colectiva. La Alianza Mundial para Poner Fin al Sida en los Niños ofrece la oportunidad de renovar nuestro compromiso con los niños y sus familias para unirnos, hablar y actuar con un objetivo común y en solidaridad con todas las madres, los niños y los adolescentes».

El Dr. Osagie Ehanire, Ministro de Salud de Nigeria, se comprometió a «cambiar las vidas de los niños que quedan atrás» estableciendo los sistemas necesarios para garantizar que los servicios de salud atiendan las necesidades de los niños con VIH.

Según anunció el Dr. Ehanire, Nigeria acogerá la presentación política de la Alianza en África en una reunión ministerial que se celebrará en octubre de 2022.
 
Director, Propietario y Periodístico:
Daniel Márquez Braga. RNPI: 5156854
Sgo. del Estero 2957 (B1640HMI)
Martínez, Buenos Aires.
Tel.: 15 6123 4316
Seguinos
BUENA PRAXIS. El Periódico de la Salud © Todos los derechos reservados. web design Triliton